Pizza integral con pollo y verduras

Esta semana os traigo un clásico de la cocina italiana; una receta que les  gusta a niños y mayores, rápida, para comer en casa o llevar a un picnic con amigos, con ingredientes sencillos y posibilidad de crear muchas versiones. Si, os estoy hablando de las riquísimas pizzas 🙂 .

No sé a vosotros pero a mí las pizzas envasadas, de franquicias, congeladas.. ¡cada vez me gustan menos! Y es que les añaden demasiados conservantes, aromas y aditivos que al final les dan un sabor artificial. Eso sí, donde esté la pizza de un buen restaurante italiano… ¡que se quiten todas! Aún recuerdo las pizzas que comí en mi Erasmus en Italia; las hacían en quince minutos máximo, en horno de leña y estaban.. crujientes, finitas y deliciosas.

Yo siempre que puedo prefiero hacer todo casero, con mis manos, con ingredientes poco procesados… y esta pizza no iba a ser menos. Sé que hoy en día comer casero es difícil, porque los productos ecológicos cuestan más caros e incluso a veces aunque tengan la etiqueta de “ecológico” tampoco sabemos exactamente de donde proceden. Por eso las personas que aún conservan un huerto o granja y controlan todo el proceso… no saben lo afortunados que son.

En la receta de pizza que hoy os propongo quise probar a utilizar varias harinas integrales por lo que no se puede considerar que siga las pautas de una receta de pizza italiana pero sin embargo estas harinas le aportan mejores valores nutricionales, provenientes de la harina de espelta y kamut que ya conocéis y de las que os hablo en anteriores recetas como la de Wraps de salmón y jamón de pato en la que utilicé harina de espelta o la receta del Viernes pasado, donde utilicé la harina de kamut Tarta de queso con mermelada de melón y granada. Como novedad añadí un poquito de harina de almendra, que se puede utilizar cómo sustitutivo de rebozados y en recetas de pancakes, muffins, panes o galletas entre otras y es apta para personas alérgicas al glúten, al igual que la harina de espelta. Se trata simplemente de almendras pulverizadas, y destaca por su alto contenido en proteínas y bajo índice glucémico, así cómo gran cantidad de grasas buenas monoinsaturadas y grandes proporciones de calcio, magnesio y fósforo.

Ingredientes

 

1. En primer lugar haremos la masa de pizza. Para ello mezclamos las harinas y la levadura formando un volcán (con un agujero en el centro) e incorporaremos el agua. Después el aceite y la sal. Mezclaremos con las manos y amasaremos bien, hasta que quede una masa suave que se os pegue muy poco a las manos y podáis formar una bola. Dejaremos reposar la masa a temperatura ambiente mientras continuamos con la receta.

pizza1

2. En segundo lugar haremos el tomate frito que también decidí hacerlo casero, aunque es mi asignatura pendiente, aún no consigo que quede a mi gusto. Si alguien lo hace habitualmente , se aceptan sugerencias 🙂 . Pelamos los tomates, los trituramos y los ponemos en una olla con aceite de oliva extra virgen, sal y un poco de stevia/truvia/sirope de ágave, para corregir de acidez. Dejamos cocer a fuego medio durante 15 minutos.

pizza3

Mientras picaremos la cebolla y zanahoria y sofreiremos en una sartén; tras los 15 minutos añadiremos al tomate frito las especias (yo añadi especias italianas, orégano y mix de especias mediterráneas) y a su vez añadiremos éste a la sartén de cebolla y zanahoria. Dejaremos a fuego medio hasta que la zanahoria esté blandita y dejando reducir a nuestro gusto (que quede más o menos líquido).

pizza5

pizza6

Finalmente trituraremos todo; yo lo dejé reducir demasiado y quedó muy concentrado, tuve que añadir algo de agua para que la textura fuera más cremosa.

pizza7

3. Volvemos con la masa; enharinamos una superficie lisa y la extendemos con los dedos y utilizaremos más harina si es necesario para que no se nos pegue a las manos. Utilizaremos el rodillo para dejarla lisa y le daremos la forma que queramos. La colocaremos sobre papel de horno y  la pondremos en una rejilla.  Precalentamos el horno durante 15 minutos a 200ºC.

pizza2

4. Extendemos el tomate frito por la masa y pasamos por la parrilla  los ingredientes: tacos de pollo, espárragos y berenjenas, para marcarlos, y que se terminarán de hacer en el horno. El jamón y la mozzarella lo añadiremos al final, junto con más orégano.

pizaa8

 

pizza9

pizza8

5. Al horno a altura media durante 20-25 min a 200ºC. Pasados 10-15 min si vemos que se hace mucho por arriba, bajaremos la rejilla abajo del todo.

pizza10

pizza11

Espero que os guste y os animéis a hacer ésta u otras versiones integrales.

¡Feliz fin de semana! 🙂

sofit

 

Hogaza integral rosa y magdalenas red velvet

“La remolacha es un alimento del que no deberíamos de prescindir. Es una hortaliza muy energética que es muy aconsejada en casos de anemia, enfermedades de la sangre y convalecencia debido a su alto contenido en hierro, también es rica en azúcares, vitaminas C y B, potasio y carotenos. El azúcar contenida en la remolacha es la sacarosa.” (Fuente)

¿Y que tenía yo por mi nevera? ¡Remolacha! 🙂

Normalmente la utilizo en licuados o ensaladas por su poder energizante, antioxidante, diurético, a parte de por su color, que me chifla. Resulta que esta semana tenía mucha y cómo ya sabéis que yo no soy de tirar nada…me dije: ¡Sofía, a inventar se ha dicho!.

Está claro que la primera opción es Google: “recetas con remolacha”. Normalmente cuando parto de cero me inspiro en recetas que veo, elijo tres o cuatro y cuadro ingredientes, adaptándolos a lo que tengo o quitando o poniendo algunos; no siempre he hecho estas recetas antes ya que tengo poquito tiempo para cocinar por lo que he de confesar que la mayoría de veces es tanto la primera vez para mí cómo para vosotros. Si que quizás hay una práctica previa de mucha prueba y error con recetas más básicas, y de que salgan muchas muchas veces mal, esto es cuestión de insistir e insistir :).

Bueno, a lo que íbamos, la remolacha, propiedades super beneficiosas, nutritiva, mejor en su versión cruda (aunque yo la tenía cocida y envasada) y para mi sorpresa infinidad de recetas posibles. Yo elegí hacer dos para aprovechar toda la remolacha, una dulce y una salada, ideales para desayunos o meriendas, y para hacer en familia o con amigos durante estas vacaciones.

Ingredientes

collage

ingredientes

1. En primer lugar empezaremos con la receta del pan, ya que necesitará reposar 30 minutos antes de meterlo en el horno. Os advierto que esta primera receta es de pringarse mucho, la masa es la más humeda y pringosa que he tocado en mi vida y es por ello por lo que no existe foto de este paso, porque era mi móvil o terminarla 🙂 .

2. Mezclamos la harina de fuerza, la harina de espelta y el preparado de harina de masa madre y centeno más levadura que podéis encontrar en Lidl a muy buen precio. Después batimos la remolacha con un poco de agua y añadimos el agua que falte para completar la medida a las harinas. Agregamos el puré a la mezcla de harinas y a continuación nos echaremos un poco de aceite de oliva en las manos para manejar mejor la masa. Empezaremos a amasar. Os recomiendo dejar un bol con más preparado de harina de masa madre (aprox. 150 gr que os indico en los ingredientes ) para ir añadiendo, y no tener que coger el paquete y pringarlo de rosa, cómo me pasó a mi 🙂 .

masa_pan

3. Iremos añadiendo harina y amasando hasta que la masa se nos pegue muy poquito a las manos. Pondremos la masa en el molde de pirex engrasado y lo taparemos con papel film, dejándolo reposar durante 30 minutos, para que suba un poco. En la siguiente foto podemos ver el antes y el después, y donde antes de meter al horno ( paso 6 ) humedeceremos la superficie con agua y espolvorearemos semillas de lino, chía, sésamo, pipas de girasol, pipas de calabaza.. las que tengamos.

levado_pan

4. Mientras la masa del pan reposa aprovecharemos para hacer las red velvet; en primer lugar mezclaremos los ingredientes secos en un bol, hasta que se integren. Calentaremos la miel y el aceite de coco/mantequilla/puré de manzana o pera juntos y 30 seg en el microondas, mezclaremos bien y en un vaso de batir pondremos la remolacha, el zumo de limón, la esencia de vainilla, el huevo y esta mezcla y batiremos. Añadiremos los ingredientes húmedos a los secos y removemos con las varillas.

masa_redvelvet

5. Una vez hecha la mezcla la repartimos en moldes (yo utilicé estos tan monos que compré en Paris 🙂 ); si tenemos bandeja para cupcakes la utilizaremos también, poniendo los moldes en los huecos, yo no tenía y por eso no subieron, pero tengo pendiente comprarla. Con el horno previamente precalentado, los pondremos a altura media a 180ºC durante 20 minutos o hasta que pinchemos con un palillo y salga seco.

final_redvelvet

6. Cuando saquemos las red velvet, dejaremos enfriar el horno. La clave para hacer el pan en el molde de pirex es hacerlo con el horno frío. Una vez esté frío introducimos el molde de pirex tapado y dentro se generará vapor (cuidado al abrir la tapa), por lo que dejaremos hornear solamente durante 40-45 min dependiendo del horno, o hasta que un palillo salga seco. Una vez saquemos el pan, lo dejaremos enfriar en una rejilla que esté elevada (no apoyada en la encimera o tabla).

antes_despues

7. Finalmente las magdalenas y el pan quedaron así 🙂 . Las magdalenas  o cupcakes (si os suben) , tendrán un color entre rosita/violeta/marrón por añadir cacao y el pan perderá parte de su color rosado por la corteza, pero sí que lo conservará en la miga.

foto_final_entrada

final_2

¡Espero que os haya gustado! 🙂

¡Felices vacaciones y mucho ánimo a los currantes!

sofit

Quinoa con verduras y soja

Volvemos a los platos principales y esta semana quiero hablaros de un super alimento, la quinoa o quinua.

“La quinoa, uno de los granos más importantes de los Andes, es técnicamente la semilla de una hierba, aunque es considerado un grano. Pertenece a la familia de las quenopodiáceas (como las espinacas) pero se compara con los cereales por su composición y su forma de comerlo.Es rica en vitaminas del complejo B, vitamina C, E, tiamina, rivoflavina, y tiene un alto contenido de minerales, tales como fósforo, potasio, magnesio y calcio entre otros. Es un suplemento de proteínas completo, aportando los nueve aminoácidos esenciales, y también es una buena fuente de fibra. En comparación con otros granos integrales, es relativamente rica en proteínas, hierro y magnesio y su sabor es agradable y textura suave, así cómo excepcionalmente versátil y fácil de usar.” (Fuente: Quinoarecetas )

Contaros que hay muchos tipos de quinoa ya que varía en color desde el blanco al naranja, rojo, violeta y negro. Para la receta de esta semana yo utilicé la quinoa roja, ya que ya había probado la blanca y más típica y tenía curiosidad por probar ésta. Deciros que me supo exactamente igual que la blanca. Podéis hacer muchas más recetas con quinoa, desde incluirla en ensaladas, cómo sustitutivo de arroz, couscous, en postres, en su modalidad hinchada para desayunos. En la página fuente del texto anterior podéis encontrar muchas más formas de incluirla en vuestra dieta.

Imagen

Esta es la que yo compré en el Herbolario, en el paquete indicaba que debía dejarla en remojo unas ocho horas y después hervirla 25-30 minutos, hasta que se empiece a desprender de esa cascarita blanca que veis a la derecha. Este tiempo y forma de preparación dependerá de la quinoa que compréis, pero suele ir explicado todo en el envase.

La receta de hoy está inspirada en la cocina asiática que me encanta; podría decirse que es un típico plato de “tallarines fritos con ternera y verduras” pero adaptado e introduciendo la quinoa. A mi me encanta toda la comida internacional, cuanto más rara y exótica mejor, y la salsa de soja es de mis favoritas.Acordaros que con esta salsa no es necesario condimentar con sal, ya que dicha salsa es uno de los métodos que los asiáticos utilizan para salar sus platos. La salsa de soja que yo utilizo en la receta está fermentada de manera natural, sin ningún tipo de procesado. La podéis encontrar en Día.

Bueno, papel y boli que…¡Empezamos! 🙂

ingredientes quinoa

1. En primer lugar cortaremos la cebolla y pimientos en trozos grandotes, ya que queremos que destaquen. Pondremos una sartén con AOVE a calentar y añadiremos la verdura. Saltearemos un poco a fuego fuerte, bajaremos a fuego medio y la dejaremos unos minutos. Mientras prepararemos las medidas de soja y agua. Por cada medida de soja dos de agua. Yo eché aproximadamente 50 ml de soja y 100 ml de agua. Echamos en la sartén y dejamos a fuego medio-bajo durante  aprox. 15 minutos, durante los cuales procederemos a realizar el siguiente paso.

Imagen

2. Mientras se rehogan las verduras en la soja, cortaremos los filetes de ternera en trozos pequeños. Prepararemos un plato hondo con una medida de salsa de soja, otra de agua y una cucharadita de miel calentada unos segundos en el micro, para que sea más fácil de disolver así cómo otro plato llano con harina de espelta espolvoreada. Mojamos los trozos de ternera en la mezcla y enharinamos.

Vamos poniendo una sartén al fuego con AOVE y friendo los trozos de ternera.

Imagen

3. Una vez tenemos los trocitos de ternera hechos, los añadimos a la sartén de verdura, a la que debe quedarle poco líquido por consumir. Dejamos que se consuma casi todo a fuego medio con la carne y finalmente añadimos la quinoa previamente cocida, con cuidado. Removemos bien y servimos.Imagen

 

¡Feliz finde a todos! 🙂

 

sofit

Muffins de weetabix con miel y fruta

Bueno, creo que ya tocaba hacer un postrecito por aqui, ¿no? 🙂

La receta que os traigo esta semana debo confesar que no es descubrimiento o invención mía, pero que me tiene completamente enamorada, por lo que sí o sí tenía que compartirla con vosotros. Sin exagerar, la primera vez que probé estos muffins me comí seis en dos días, la textura, la mezcla… es mi perdición. Por suerte deciros que son súper sanos y nutritivos, con cereales enteros, endulzantes naturales y quizás lo único que “falle” un poco es la mantequilla/margarina, pero cómo la proporción es tan tan pequeña, podemos seguir diciendo que es un postre saludable.  En próximos postres probaré a sustituir la margarina/mantequilla por puré de manzana, que he leído que es el sustituto ideal y a ver qué tal.

Un punto importante a destacar es que para poder realizar con éxito la receta necesitaréis de la colaboración de unos brazos bien fuertes o musculosos que sean capaces de batir enérgicamente durante 4/5 minutos la mezcla, ya que el truco está en no utilizar procesador de alimentos, o así me lo indica su descubridor (lo cual puedo corroborar tras zamparme casi toda la primera tanda de muffins que hizo). Por lo que aseguraros de tener cerca a vuestro marido, hijo, amigo, chico o ..¡o hacer un buen entreno previo de biceps, chicas! 🙂 .

Bueno, sin enrrollarme más os cuento qué llevan y cómo hacer estos deliciosos muffins. Ahí va la recetita , con sus correspondientes aclaraciones y escrita también por su creador (¿a que es súper mono?).

¡Espero que os gusten!

receta

1. En primer lugar ponemos el horno a precalentar a 220ºC, y a continuación romperemos en trocitos los weetabix, machacando hasta que estén lo más sueltos posible. Si tenéis niños podéis dejar este paso a ellos, desmenuzarlos con la manos seguro que les parece divertido . Si lo realizáis vosotros, podéis ayudaros de un mortero.

collage1

2. En segundo lugar calentaremos la miel y la mantequilla en un bol pequeño unos 15 seg en el micro, hasta que estén derretidas. Mezclaremos con las varillas, y añadiremos el yogur griego, el kéfir y el postre de frutas, removiendo hasta conseguir una mezcla homogénea. El que yo utilicé es de fresa-plátano-manzana pero del cual no conservo el paquete aunque cómo podéis ver en la foto, son de la marca Pom’bel ( venta en Corte Inglés ).También podéis utilizar cualquier postre de frutas naturales que incluyan el sabor fresa y que no lleven azúcares añadidos, así cómo los postres de Mercadona de frutas del bosque o fresa y plátano cómo los que veis en la foto.

A mi estos postres me encantan para tomarlos en la oficina, o de viaje, cuando no tengo tiempo de partir la fruta pero no quiero renunciar a tomar esta fuente de vitaminas.

collage4

3. En otro bol más grande pondremos la harina, la gaseosa, la sal y la pimienta y añadiremos la mezcla anterior. Removeremos fuerte durante 4-5 minutos, aunque al día siguiente tengamos agujetas, ¡merecerá la pena!. Al terminar añadimos las fresas y moras cortadas en pequeños trocitos y removeremos con cuidado un poco más.collage2

4. Finalmente rellenaremos los moldes; yo utilizo moldes de silicona, ya que después es facilisimo desmoldarlos, pero podéis utilizar los que queráis. Introduciremos los muffins a altura media en el horno durante 25 min a 180ºC, aunque dependerá del tipo de horno. Si a los 25 minutos están dorándose por encima pero siguen cruditos ( metemos un palito y sale con muchos restos de masa) , bajaremos la temperatura a 160 y  la altura de la bandeja. La textura no es seca del todo, deben quedar algunos restos pero muy poquitos. Es la textura “sticky” y que podréis encontrar en muchas recetas de postres suecos, que particularmente me encantan.

collage3final1

photo 2photo 2

Para quien no conozca los Weetabix os contaré que para mí fueron el gran descubrimiento. Se trata de unos cereales con el 95% de grano de trigo entero, muy poco azúcar añadido y sin colorantes o aditivos. Para desayunos, con leche o yogur y fruta.. o para picar entre horas son ideales. La versión mini de chocolate es algo “menos sana” al llevar pequeños chips de chocolate azucarado, pero en pequeñas dosis son mucho más recomendables que muchos otros tipos de cereales de desayuno, con grano procesado, cantidades desorbitadas de azúcar añadido, y nada nutritivos.collage5

También os hablaré del Kefir. El que yo utilizo en esta receta es de cabra, pero se puede encontrar de cualquier tipo de leche o incluso producirlo tú mismo (pregunta en tu herbolario o herboristería más cercana). Os añado un fragmento de un artículo de Vitónica.

” El kefir es un alimento de origen caucásico que se elabora a partir de un hongo que fermenta diferentes tipos de alimentos y los convierte en otros con unas propiedades aún mayores que si realizamos una fermentación convencional.Se puede hacer con agua, té o leche, siendo éste último es el más habitual y es del que se obtiene la especie de yogurt cremoso que se conoce popularmente con este nombre… Su doble fermentación es lo que lo dota de su alto valor orgánico, y es que es un alimento aliado del organismo pues mejora considerablemente el funcionamiento del sistema digestivo optimizando la asimilación de los alimentos, con lo que aprovecharemos al máximo lo que ingerimos obteniendo el mayor rendimiento de los nutrientes y acelerando el proceso digestivo.”

Cómo veis, son unos muffins muy completos, nutritivos e ideales para desayunos o meriendas. En mi caso, para cualquier hora del día 🙂 .

¡Feliz fin de semana! 🙂

sofit

Bienvenidos a INSPIRA Food

¡Hola a tod@s!  🙂

Cómo ya podréis ver en la sección INSPIRAmos del blog,  mi nombre es Sofía y cada viernes contribuiré con una de mis recetas sanas, fáciles y sabrosas.

Estos son los tres pilares que intento aplicar siempre a lo que cocino, porque una vez que aprendes a comer sano y equilibrado, tu cuerpo te pide éste tipo de alimentos, que no por ser verdes o llevar poca grasa (saturada, ya que también hay grasas buenas), dejan de estar ricos.

Tal cómo os digo en mi bio yo no soy nutricionista, ni tampoco cocinera, chef o ayudante de cocina, simplemente soy una chica enganchada a la vida sana y el deporte y sobre todo aprendiz, cómo muchos de vosotros seréis. Si yo he podido vosotros podréis, que anda que yo no soy torpe…

Mis recetas no son de una dieta específica, ni soy totalmente estricta o me incluyo en un tipo de alimentación. No soy vegana o celiaca, ni sigo una dieta Paleo o simplemente tomo proteínas.  Mi alimentación se adapta a mi estilo de vida que, cómo la de cualquier otra persona,  tiene poco tiempo para cocinar entre semana y algo más el fin de semana. Me inspiro en todo tipo de cocina y recetas, quedándome con lo que mejor me funciona para mi ritmo, el deporte que practico, las horas que paso delante del ordenador…etc. Y siempre siempre probando cositas nuevas, pero “echando mano “ de lo que tengo, porque cómo diría mi madre, ahí está la gran dificultad, poder cocinar algo rico con lo que tengas por la cocina.

Me encanta innovar y disfruto probando nuevos sabores o texturas, decorando platos e imaginando cómo combinarán los colores. Para mi cocinar es un juego, me evade de todo, cómo el deporte.

Es por ello por lo que en esta sección del blog colgaremos recetas de todo tipo y algo más elaboradas únicamente los Viernes , para que las probéis el fin de semana y nos contéis qué tal.

Sin embargo, hemos abierto también una cuenta de Instagram (@Sofit_inspirafood) y otra de Twitter (@Sofit_inspirafood) por las que os invitamos a pasar en las que también podréis seguir casi a diario artículos e ideas de comidas y snacks rápidos y no por ello menos nutritivos.

Dicho esto y hechas las correspondientes presentaciones os invito a leer la primera receta, con la que inauguramos el blog.

Sólo espero, desde mis humildes y sencillas aportaciones, inspiraros a comer mejor y que disfrutéis cómo yo lo hago.

TAGLIATELLE PRIMAVERA

Imagen

Sencillos pasos

  1. Con un rallador de verdura el cual podéis adquirir en bazares muy baratito, rallamos “falsos tagliatelle” de las tres verduras.Imagen
  2. Hervimos los “falsos tagliatelle” en agua con un pelín de aceite y sal de hierbas.6-8 minutos bastarán para que queden blanditos pero sin llegar a romperse.Imagen
  3.  Reservamos los “falsos tagliatelle”, dejándolos escurrir bien. Ya que las verduras también soltarán agua de por sí. También se podrían asar antes las verduras para que pierdan más agua, este paso tengo pendiente probarlo.
  4. Sofreimos la cebolla cortada con aceite de oliva, cuando esté transparente añadimos la carne, la cual rehogamos con el vino blanco y condimentamos. Finalmente añadimos el tomate triturado y subimos el fuego, para que agarre un poco y coja sabor. Cuando se vaya a pegar removemos con la espátula de madera y dejamos a fuego lento los minutos de los que dispongamos,cuántos más mejor. Imagen
  5. Finalmente tostamos los frutos secos con otro poquito de aceite y reservamos.
  6. Montamos el plato, por un lado los tagliatelle primavera, encima la salsa de carne, el queso rallado y para decorar los frutos secos.

Imagen

Esta receta de “falsa pasta” es muy ligera y fácil de hacer, ideal para cenas tardías o comidas que queremos que sean poco pesadas. También sino nos interesa tomar muchos hidratos de carbono, así cómo si somos alérgicos a harinas o simplemente queremos tomar más verdura “camuflada”. Yo la suelo hacer tanto para comidas o para cenas, variando la verdura, la salsa… la veréis más, os lo aseguro. Desde que la descubrí sólo tengo ganas de probar más y más combinaciones.

Me suele sobrar verdura cuando la rallo, por lo que la utilizo para hacer cremas y purés o también podéis utilizarla para asarla, hacerla en escabeche y tenerla de guarnición para otros platos.

Espero no dejarme nada, cualquier duda comentar, pues estaré encantada de ayudaros.

¡Feliz fin se semana!

sofit

 

Pd: Este es el último fin de semana para votar este blog en los premios 20Blogs. Participamos en la categoría de deportes. Si os ha gustado y nos queréis ayudar a seguir creciendo, sería genial recibir vuestro voto. Sólo tenéis que registraros aquí:

http://www.20minutos.es/usuarios/registro/

Confirmar el registro pinchando un link que os enviaran al mail, y ya registrados entrar a votar si pensáis que os inspira.

http://lablogoteca.20minutos.es/inspira-fit-personal-training-41029/0/

¡Muchas gracias por el apoyo!

paufit